Las pasas de uva en relación con la salud

Estas frutas desecadas combinan muy bien con los cereales de desayuno y lo enriquecen en vitaminas, minerales y fibra, lo que puede resultar una alternativa interesante para personas de todas las edades, con la idea de hacer esta primera comida del día, atractiva, variada y con nuevos sabores.

Estos alimentos constituyen un complemento reconstituyente idóneo de la dieta y, por su aporte extra en azúcares y calorías, resultan particularmente apropiados cuando se practican deportes de larga duración o esfuerzos físicos intensos. Su consumo está desaconsejado en caso de sobrepeso u obesidad, pues su contenido calórico es de cuatro a seis veces superior respecto a la fruta fresca de origen, y las deben tener en cuenta las personas con diabetes e hipertrigliceridemia, por su concentración en azúcares simples.Pasas oscuras

Su contenido en fibra convierte a estas frutas desecadas en alimentos interesantes en distintas situaciones o enfermedades. Por su cantidad de fibra insoluble, es un alimento muy eficaz para tratar el estreñimiento. Dicha fibra, aumenta la velocidad de tránsito intestinal y con ello la evacuación de las heces (efecto laxante); secuestra los ácidos biliares, que son eliminados por las heces, lo que obliga al organismo a sintetizar más ácidos a partir del colesterol, y como consecuencia disminuye el colesterol total. La fibra insoluble arrastra el colesterol y las sustancias cancerígenas; pasan menos tiempo en contacto con la mucosa, por lo que se reduce el riesgo de hipercolesterolemia y cáncer de intestino.

Esta fruta al estar deshidratada, es un alimento concentrado en nutrientes, entre ellos el hierro. Para favorecer la absorción de este mineral, esta fruta se ha de combinar con alimentos ricos en vitamina C, tales como cítricos o su zumo. La riqueza en magnesio las hace interesante en situaciones en las que las necesidades de este mineral están aumentadas. Asimismo, las dietas ricas en alimentos refinados (pan blanco, arroz blanco, azúcar, pasta…), suelen tener menor contenido de magnesio que las ricas en vegetales y granos completos. El mineral se pierde durante el refinamiento de los cereales, como la harina de trigo y el arroz, y el procesamiento de los alimentos, como el azúcar, y no se añade como parte del enriquecimiento de los cereales.

Los dentistas suelen recomendar no comer pasas por la fuerte combinación de azúcares y que su propia viscosidad fomenta la aparición de caries. Sin embargo, diversos estudios científicos ponen en duda que la viscosidad realmente perjudique en forma decisiva, además de que se han encontrado algunos compuestos químicos que pueden ayudar a combatir algunas bacterias orales. En un laboratorio, los extractos de las pasas consiguieron retardar el desarrollo del estreptococo, una de las principales bacterias que originan caries. Cinco productos químicos en las pasas -ácido oleanólico, aldehído oleanólico, betulin, ácido botulínico, y 5-(hydroximetil)-2-furfural- parecen ser responsables de retardar estas bacterias. Además, el ácido oleanólico evita que algunas bacterias se instalen en el esmalte del diente.

Nota: Este material en ningún caso sustituye el consejo de un profesional de la medicina. Consulte a su médico ante cualquier duda.